El amor, es como el agua, contiene tres estados: Sólido, cuando comprendes su naturaleza y entiendes que está en ti. Líquido cuando perdemos el miedo y lo dejamos fluir por todo nuestro ser. Y gaseoso cuando lo entregamos a todo y a todos y comprendes que tu y los demás, somos lo mismo.

Proverbio Zen El Amor , Salud Taoista