Cuando aprendas a no hacerle caso a las negativas de la gente, dejaras de desgastarte y aplicaras esas energías ahorradas en el perfeccionamiento de tu propia obra.

 
proverbio Zen  salud Taoista