Es lamentable, pero detrás de los alimentos que más sanos consideramos, hay un animal que fué sacrificado o sometido a cosas horribles.

La gelatina se camufla tras figuras en colores y aromas que disimulan el verdadero contenido.
Todos los días se recogen huesos frescos que deben ser procesados dentro de las 24 h del sacrificio del animal.

Sin obviar el proceso sanitario con que este producto es agrupado para luego convertirse en la materia prima de lo que “dulcemente” te estas llevando a la boca.

Tomado del magafono Animal

gelatina salud Taoista